Radiofrecuencia corporal: ¡todos lo que no conocías!

La radiofrecuencia corporal es utilizada para combatir la flacidez de la piel y la celulitis. Esta técnica es aplicada con radiaciones electromagnéticas directamente en las diferentes capas de la piel hasta acceder a la capa más profunda de la dermis.

El tratamiento de la radiofrecuencia corporal es realizado mediante un cabezal que se mueve sobre la zona del cuerpo que se desea tratar. Este proceso no es invasivo y es indoloro; y al igual que los otros tipos de radiofrecuencia, actúa sobre determinadas zonas corporales logrando un cambio diferente en cada una.

La energía liberada durante la aplicación de la radiofrecuencia es la que se libera en forma de calor, la cual fomenta la separación del tejido adiposo corporal de las paredes celulares y también logra que las fibras de la piel (fibroblastos) se tensen para eliminar la flacidez y celulitis.

Propósito

Radiofrecuencia: ¡todos los detalles que no conocías!

Es importante conocer qué es este método, cómo es aplicado y qué propósito tiene antes de arriesgarse.

El proceso de la radiofrecuencia temporal puede considerarse también como un clásico tratamiento de lipoaspiración, el cual no necesita intervención quirúrgica. Este tipo de radiofrecuencia lo que hace es que remodela la figura corporal mediante la eliminación de celulitis, grasa y flacidez con unos resultados muy buenos.

Prácticamente, al observar qué es se entiende que este es un tratamiento de lipoescultura que se combina con la cirugía láser o depilación. Suele ser muy utilizado en las modelos, debido a que es un proceso que provee un cambio muy positivo, deja un antes y después bastante notable y los pacientes dan muy buenas opiniones acerca del mismo.

El objetivo de la radiofrecuencia corporal es calentar las zonas del cuerpo en donde se deseen generar los cambios y beneficios de dicho tratamiento, siendo el adelgazamiento uno de los principales.

Estos resultados son obtenidos mediante diferentes procesos fisiológicos que son llevados a cabo en nuestro organismo al momento en que se comienza a aplicar la radiofrecuencia, provocando así, como se mencionó anteriormente, la activación varios procesos fisiológicos como resultado, estos son:

  • Aumento en la circulación sanguínea en las áreas de tejido graso, de esta manera se mejora formidablemente el flujo para el desecho te tejido graso, disminuye drásticamente la celulitis y el espesor adiposo y se puede observar un antes y después bastante notable en las personas gracias a esto.
  • El drenaje linfático del cuerpo se ve también favorecido, gracias al proceso de radiofrecuencia que aumenta y favorece la eliminación de toxinas presentes en el panículo adiposo que causan la celulitis.
  • Acelera y estimula la formación de elastina y renueva el colágeno en las capas internas de la piel, de esta manera se reestructura el tejido subcutáneo y se le otorga mucha firmeza al mismo, esto permite que la piel este más firme.

¿Cuáles son los efectos de este tratamiento?

Además de conocer qué es este método y todo sobre los procesos fisiológicos que han sido mencionados anteriormente, la radiofrecuencia corporal es considerada como uno de los mejores procedimientos para remover la grasa extra del cuerpo, esto según opiniones de personas que ya se han realizado este tratamiento.

Así como existen excelentes comentarios, es preciso mencionar qué es y los increíbles efectos de este fantástico procedimiento no invasivo.

Todo aquel que decida realizarse radiofrecuencia, notará un antes y un después muy significativo en su vida, considerando perfecto cada paso del proceso y cada pequeño resultado que será más notable con el paso del tiempo.

En este sentido, la masa adiposa del organismo se ve reducida porque la radiofrecuencia corporal mejora la circulación sanguínea y el drenaje linfa en cada persona. Por esta razón, el tratamiento les brinda a las personas un aspecto más firme y tonificado.

Efectos en el cuerpo

  • Mejora la textura, tensión y firmeza de la piel.
  • Provoca la compactación del tejido hipodérmico, de esta manera se reduce su volumen.
  • Permite considerablemente la eliminación de las celulitis, debido a que fomenta el drenaje linfático.
  • Provoca ciertos cambios hormonales lo que permite que nuestro metabolismo se vea mejorado un poco.
  • Se incrementa la producción en las diversas capas de la dermis del nuevo colágeno.
  • Elimina toda la grasa acumulada en las zonas que son tratadas de una manera bastante efectiva, permitiéndole a las personas obtener los resultados que habían estado esperando.

Las personas que se han sometido a este procedimiento, suelen tener excelentes opiniones. Además, disfrutan muchísimo y se deslumbran al darse cuenta de sus cambios, de ese antes y después que logran luego de someterse al tratamiento.

¿Cuánto duran?

Radiofrecuencia: ¡todos los detalles que no conocías!

Habitualmente, las sesiones de radiofrecuencia duran aproximadamente entre treinta y treinta y cinco minutos en el caso de las extremidades, en otras áreas como las caderas o los glúteos, se tarda entre unos cincuenta y sesenta minutos por sesión.

El número de sesiones para poder obtener los resultados que se esperan se encuentran entre 6 y 10 sesiones de radiofrecuencia, el precio de las mismas también varía bastante, no es el mismo el precio de las extremidades al precio de las caderas y la región glútea.

Precio

Dicho esto, cada sesión de radiofrecuencia presenta un precio aproximado que oscila entre los 70 y 80 dólares por sesión, precio que muchas personas se disponen a pagar para poder obtener estos magníficos resultados de una manera bastante rápida y efectiva, sin la necesidad de ningún tipo de intervención quirúrgica.

Claro que, aunque este tratamiento es considerado completamente seguro y recomendado por todos los médicos en cualquier tipo de personas, existen ciertos casos en donde se aconseja realizar solo una sesión de este tratamiento para ver que tal reacciona esa persona y de esta manera ver si se pueden realizar las demás. Es por eso que se recomienda conocer más sobre qué es y si es conveniente que sea aplicado.

Entre estas personas podemos indicar a las lactantes y a las mujeres embazadas, a los que tengan un marcapasos o que lleven implantes o cualquier tipo de prótesis, personas con padecimientos neuromusculares, afecciones cutáneas, entre otras.

Es preciso recordar que, antes de llevar a cabo cualquier procedimiento, lo mejor será examinar nuestro cuerpo y ver cómo reacciona ante cosas extrañas; queremos vernos bien, pero la salud siempre es lo primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más información