Un balón para la belleza: El balón gástrico

Tener exceso de peso es más que un problema estético cuando se convierte en obesidad, pasa a ser un problema de salud, algunas veces muy difícil de quitar de nuestra vida.

La obesidad ha sido catalogada como una enfermedad crónica, por tanto las personas que la padecen deben asumirla como tal y tomar las medidas necesarias para recuperar la salud.

En este artículo te mostraremos qué es el balón gástrico o intragástrico, así como algunas opiniones de su eficacia, y algunas consideraciones a tener en cuenta antes y después de colocarlo.

¿Qué es el balón gástrico?

Un balón para la belleza: El balón gástrico

Cuando hablamos de tratar la obesidad hay diferentes opiniones relacionadas con los mejores tratamientos. Hay quienes prefieren un bypass gástrico que el balón intragástrico. O señalan que el balón gástrico es solo un elemento de lujo, porque su precio es elevado.

Pero, ¿qué es el Balón intragástrico? Es un balón de silicona que se introduce en el estómago por proceso endoscópico y qué se retira cuando se han obtenido los resultados.

Es colocado vacío, y luego se llena con solución fisiológica hasta alcanzar aproximadamente un 60% del estómago del paciente. Lógicamente, hay que cuidar su calidad, para evitar complicaciones antes y después de colocarlo. Por ello, el precio es determinante.

Su función es llenar parte de la capacidad del estómago del paciente para lograr que la persona pueda modificar sus hábitos alimenticios, lo que determinará la pérdida de peso como resultado.

¿Por qué obtenemos resultados con el balón intragástrico?

El balón gástrico ocupa una parte del estómago, por eso disminuye la sensación de hambre del paciente al sentir que ya está lleno.

Sin embargo, ¿qué es lo que lo hace exitoso? Este tratamiento trabaja en conjunto con un equipo multidisciplinar, donde hay las opiniones de psicólogos y nutricionistas que apoyan al paciente a cambiar sus hábitos alimenticios.

¿Quiénes son los candidatos?

Las personas que quieran perder más de 12 kilos de peso en un lapso de 6 meses son los candidatos a tener el balón intragástrico como opción. Pero hay que descartar que el paciente no sufra de úlceras ni otras patologías estomacales.

También está indicado para aquellas personas a las que las dietas convencionales no les resultan habiendo descartado problemas hormonales. Y aquellas que pierden peso rápido pero los resultados duran poco.

Nuevo balón ingerible

Para pacientes que quieran perder ente 10 a 15 Kg, que quizás tengan alguna patología asociada a la obesidad, y estén dispuestos a modificar sus hábitos alimenticios, hay una opción de una cápsula o balón gástrico ingerible.

En el año 2014 ya se han realizado colocaciones de estos balones intragástrico, que tienen la ventaja de ser más pequeños, unos 200 cc, y por tanto, tendrán menos efectos secundarios como el vómito.

A los 3 meses de colocar el primero, se coloca un segundo, y luego un tercer balón para lograr los 600 cc. Esto hace que tenga mejores resultados. Aunque incrementa considerablemente el precio.

El retiro sí debe hacerse por endoscopia, aunque se han desarrollado prototipos para eliminarlos por las heces. Tendríamos que hacer una relación precio contra beneficios.

Antes y después del balón

Un balón para la belleza: El balón gástrico

En el caso de haber decidido colocarte el balón gástrico, hay ciertas consideraciones que debes tener presente, tanto antes y después de su colocación, entre ellas podemos mencionar:

Antes de colocarlo

El paciente debe cumplir 3 a 4 días de dieta líquida. Ésta no tiene que ver con la pérdida de peso, es para garantizar que el estómago y el intestino estén libres de residuos alimenticios en el momento de la implantación.

Durante este período se puede ingerir cualquier tipo de alimento líquido, principalmente leche, yogur líquido, jugos de frutas, caldos de carne, pescado o verduras e infusiones.

¿Cuáles son las contraindicaciones?

Las bebidas estimulantes como el té, el café, el chocolate, o las energizantes, carbonatadas (refrescos), y las alcohólicas, ya que pueden irritar la mucosa gástrica, de modo que el balón  tendrá una peor adaptación.

Después de colocarlo

Los dos días siguientes a la colocación del balón gástrico, se pueden presentar vómitos, mientras el estómago se adapta a la presencia del cuerpo extraño que ha detectado, y que hace generar contracciones abdominales para expulsarlo.

Durante un mes el paciente debe seguir una dieta específica, dividida en 4 etapas, cada una de 7 días. Esta dieta está dividida de la siguiente manera:

  • Semana 1: Se indica el consumo de líquidos solamente, específicamente fríos, evitando cafeína y alcohol.
  • Semana 2: A partir de esta semana se indica incluir en la dieta algunos consomés con verduras muy blandas. También el yogurt natural, si frutas añadidas, es permitido.
  • Semana 3: Ya en este período vas a tolerar purés blandos y cremas de verduras, incorporando en su preparación proteínas como el huevo, carne o pescado. Puedes además consumir frutas muy bien trituradas.
  • Semana 4: Finalmente esta cuarta etapa podrás consumir alimentos que se mastiquen pero de fácil digestión, cómo el arroz blanco, pescado al vapor, pastas sin salsas, y verduras muy blandas.

Las dos primeras semanas de este régimen alimenticio, tu médico te debe indicar algún agregado nutricional que complemente las vitaminas, proteínas y minerales que estás dejando de percibir por el tipo de alimentación de esos días, y que además suministre las calorías requeridas por día.

Algunas consideraciones y opiniones

El balón gástrico, debe siempre ser colocado por un equipo de especialistas, y tiene alta seguridad, cuando se toman todas las precauciones antes y después de colocarlo.

Hay opiniones que indican que el balón gástrico tiene un precio elevado y ninguna eficacia, ya que puedes obtener la misma pérdida de peso sin colocarlo, pero hay personas que han obtenido resultados con su colocación, que únicamente con la dieta no alcanzaban.

El balón gástrico es una manera de perder peso corporal, pero debes incorporar adicionalmente una rutina de ejercicios adecuada, y nunca te va a eliminar de tus mejillas las llamadas bolas de Bichat. Pero esto es tema de otro post.

Deja un comentario