La vida después de la lipolisis

Por Admin / hace 3 años / 0 Comentarios ».

Una vez que hemos conseguido nuestro nuevo cuerpo gracias a las ventajas de la lipolisis, el proceso no termina, es el momento de mantener lo que tenemos o incluso mejorarlo.
Para conseguir ese objetivo debemos hacernos una pregunta: ¿cómo llegué al punto en el que estaba?

A menos que tengas algún tipo de enfermedad como el hipotiroidismo, antes de la lipolisis tu vida no era del todo sana, no hacías el deporte suficiente o no cuidabas tu cuerpo demasiado.

En este punto, a no ser que quieras volver a pasar por el mismo tratamiento, deberás de cambiar algunos hábitos físicos y alimenticios para mantenerte.

  1. Come sano: Una alimentación equilibrada es la base de todo cuerpo sano y en forma.
    Come variado, no abuses de la comida basura ni de alimentos altos en calorías, no hace falta que sigas una dieta estricta pero tampoco abuses de productos que te devuelvan a tu estado de forma anterior.
  2. Haz ejercicio: Parte fundamental del trabajo para nuestro cuerpo es ejercitarse, como veíamos en la lipolisis, debemos ejercitar nuestro cuerpo para que consuma las grasas que producimos. Sin ese consumo, las grasas se acumulan y volveremos al punto de partida.
  3. Haz las 5 comidas diarias: No es un bulo, una tontería o imaginación de algunos, hacer todas las comidas diarias es importante para nuestro cuerpo. Es mejor comer en pequeñas cantidades que todo en 2 o 3 comidas.Esto se debe a que la actividad de nuestro cuerpo no es igual en todas las horas.

Mantener tu salud en un estado optimo después de este tipo de tratamientos es una necesidad.
No nos equivoquemos, no es simplemente tu estado físico lo que está en juego, también es tu salud.

La obesidad no es simplemente grasa, puede ocasionar problemas serios de salud que seguramente no querrás ni tener que conocer.
También, como no, puede ocasionar defectos estéticos prácticamente irreparables. Perder y ganar peso con demasiada rapidez no es bueno para la piel.

CLOSE
CLOSE